El Palacio de Festivales aplaza los espectáculos previstos para las dos próximas semanas por la nueva ampliación del estado de alarma

Santander, 27 de abril de 2020.- El Palacio de Festivales de Cantabria ha aplazado los espectáculos que tenía programados para las dos próximas semanas debido a la nueva ampliación del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19.

Así, el recital que iba a ofrecer este jueves, día 30 de abril, el grupo Malandro Club, formado por el trompetista Alberto Vaquero, el acordeonista Gorka Hermosa y el contrabajista Javier Mayor de la Iglesia, con la participación del batería Juan Luis Castaño tendrá lugar el 25 de noviembre, a las 20.30 horas, en el Escenario Argenta.

La obra de teatro “Tito Andrónico” de William Shakespeare, programada para el 2 de mayo, se ha aplazado al 9 de enero de 2021, a las 20.30 horas, y se representará en la Sala Argenta del Palacio de Festivales.

Se trata de una versión de Nando López, dirigida por Antonio C. Guijosa, que cuenta con José Vicente Moirón, Alberto Barahona, Carmen Mayordomo, Alberto Lucero, José F. Ramos, Quino Díez, Lucía Fuengallego, Gabriel Moreno, Jorge Machín y Guillermo Serrana en el reparto.

Por su parte, el 18 de noviembre, a las 20.30 horas y en el Escenario Argenta, se podrá asistir al espectáculo de danza “Un poyo rojo”, de los coreógrafos Nicolás Poggi y Luciano Rosso, que cuenta con la participación también de Alfonso Barón y que inicialmente estaba previsto para el 5 de mayo.

Para el 4 de diciembre, a las 20.30 horas, ha quedado aplazado el concierto de música clásica que el Cuarteto Paul Klee iba a ofrecer el 7 de mayo en la Sala Pereda.

Además, las dos representaciones previstas de la obra “Esperando a Godot” de Samuel Beckett, dirigida por Antonio Simón con Pepe Viyuela, Alberto Jiménez, Juan Díaz, Fernando Albizu y Jesús Lavi en el reparto, pasarán a tener lugar los días 29 y 30 de enero de 2021, a las 20.30 horas, en la Sala Pereda.

El Palacio de Festivales de Cantabria ha recordado que la política de validez o devolución de las localidades adquiridas es la misma que para las cancelaciones y aplazamientos de espectáculos que esta crisis sanitaria ha obligado a realizar con anterioridad.