Noticias

El Palacio de Festivales estrena danza con Babirusa, basada en la obra del pintor David Hockney

Santander, 15 jun (Agencia EFE).- El Palacio de Festivales de Cantabria estrena mañana miércoles la representación “Recuerda que no pueden cancelar la primavera, el jardín”, protagonizada por los integrantes de la compañía Babirusa Danza, Beatriz Palenzuela y Rafael de la Lastra, y que se ha inspirado en la obra que el pintor inglés David Hockney realizó durante el confinamiento.

El responsable de programación del Palacio de Festivales, Carlos Troyano, ha presentado la obra junto a ambos bailarines y ha detallado que el público podrá disfrutarla mañana, a las 19.30 horas, en la Sala Pereda.

Según sus creadores es “un viaje sensorial en el que se lanzan sugerencias para que el espectador pueda crear junto a los artistas”.

La representación, se desarrolla en un escenario compuesto por un jardín y los utensilios que se pueden encontrar en él, y según ha explicado Palenzuela, “tiene una tonalidad mucho más suave que otros espectáculos, lo que necesita la gente en estos momentos”.

La intérprete ha destacado que esta nueva producción de Babirusa Danza es “muy interesante y muy diferente a otras”, porque se aleja de la narrativa clásica de la danza, sin un hilo conductor claro, por lo que, ha dicho, algunas imágenes “pueden desbordar a la audiencia y movilizar las entrañas de los espectadores”.

Además, ha detallado que el proceso de creación, que ha tenido lugar desde noviembre hasta la semana pasada, ha sido “muy largo y delicado”.

“Cuando estábamos confinados, había una calma dentro de nosotros que nos permitía acceder a una intimidad con nosotros mismos a pesar de lo que estaba ocurriendo”, ha expresado Palenzuela, quien ha añadido que estaban preocupados por la incertidumbre de no saber cuáles serían los siguientes pasos.

De la Lastra ha enfatizado que esta función busca “retomar la alegría” y celebrar la llegada de la primavera a la cultura después de la crisis sanitaria con la que “no se sabía si iba a llegar o no”.

Palenzuela espera que la obra sea “muy abierta” para la audiencia, que pueda generar “impulsos internos y preguntas” en el espectador, y que “cada uno lo viva de forma muy privada”, y ha animado a todos los ciudadanos y a los que tengan interés en la danza a disfrutar del espectáculo.

Las entradas para esta obra, que tiene una duración de 50 minutos, tendrán un precio de 18 euros en la Zona A y de 15 y 10 euros en la Zona D, y de 15 euros para personas con movilidad reducida. Agencia EFE