El pianista cántabro Diego Gómez Segura llega al Palacio con el sexto concierto del “Ciclo Beethoven 250 aniversario”

Santander, 23 de septiembre de 2020. El pianista santanderino Diego Gómez Segura llevará al Palacio de Festivales de Cantabria un nuevo concierto del “Ciclo Beethoven 250 aniversario. Sonatas para piano”. Se trata del sexto concierto de los 19 que componen un ciclo organizado para conmemorar el 250 aniversario del nacimiento del compositor, en el que doce pianistas llevan a cabo la interpretación de las 32 sonatas que el artista alemán compuso a lo largo de su vida.

Diego Gómez Segura llega al Palacio de Festivales de Cantabria para interpretar las sonatas nº 12, 15 (“Pastoral”) y 24 (“Para Teresa”) del genio universal de la música Ludwig van Beethoven. Diego Gómez, quien se inició en el mundo de la música clásica en el conservatorio Ataúlfo Argenta de Santander y pasó por los conservatorios superiores de Salamanca y Aragón, llegó posteriormente a la universidad Alcalá de Henares, lo que le llevó a conseguir participar en la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE). Tras esto, ingresó en la Academia Franz Liszt de Budapest, donde obtuvo el título de Máster en Interpretación. Recientemente fue pianista repertorista en el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona y desde el curso 2019 ­-2020 ejerce como profesor de repertorio con piano en el Conservatorio Superior de Navarra.

A lo largo de su carrera ha tenido el privilegio de recibir lecciones magistrales de personalidades del mundo de la música clásica como Josep Colom, Malcolm Bilson, Alexander Kandelaki, Graham Jackson o Blanca Uribe y ha sido becado en repetidas ocasiones por la Fundación Marcelino Botín de Santander.

Durante la actuación Diego Gómez Segura interpretará las sonatas nº 12, 15 y 24. La sonata nº12 en La bemol mayor, op.26 se compuso entre el año 1800 y el 1801. Dicha pieza se la dedicó el compositor al Príncipe Karl von Lichnowsky. El Opus 26 consta de cuatro movimientos: Andante, Scherzo, Marcia Fúnebre y Allegro. Andante es un movimiento más bien lento, mientras que Scherzo es un movimiento más gracioso y dinámico. Por otro lado, Marcia Fúnebre tiene un tono menor y, por último, Allegro es un movimiento que transmite prisa.

La sonata nº 15 en Re mayor ‘Pastoral’, op. 28 se compuso al unísono de la anterior, en el año 1801 y está dedicada a Joseph von Sonnenfels, un reputado jurista y novelista austríaco-alemán y uno de los líderes del movimiento Illuminati. El opus 28 consta de cuatro movimientos: Allegro, Andante, Scherzo y Rondo. Allegro es un movimiento tranquilo que poco a poco adquiere tintes dramáticos. En Andante podemos escuchar notas que recuerdan a una marcha. Scherzo es un movimiento repleto de humor y alegría y, en cuanto a Rondo, encontramos diferentes ritmos.

La Sonata nº24 en Fa sostenido mayor ‘Para Teresa’, op. 78 se compuso en el año 1809 y se la dedicó a la condesa Teresa Brunszvik. Esta sonata contiene dos movimientos: Adagio cantabile: Allegro ma non troppo (alegre pero no demasiado rápido) y Allegro vivace (alegre y rápido).