EL VIRTUOSO DEL VIOLÍN

Ara Malikian lleva trabajando en España quince años, que en su caso han sido quince años de éxitos profesionales y quince años haciendo amigos. No me extraña. Da gusto tanto escucharle en cualquiera de sus conciertos como conversar con él. A diferencia de otras estrellas del espectáculo, aún no ha perdido el encanto de la sencillez (qué equivocados están al respecto quienes creen que la caricia de la fama es eterna. Si tiene fecha de caducidad la vida, cómo no va a tenerla la púrpura del triunfo). Ara despliega sus capacidades y lucimiento exclusivamente cuando un artista debe hacerlo. Es decir, en el escenario. Ante el público. En la suprema hora de la verdad.

Asistir a uno de sus recitales resulta sinónimo de disfrutar a tope con la música clásica y popular pasada por el tamiz de su arrolladora personalidad creativa. Y, en paralelo, sentir una enorme envidia. La envidia de saber tocar el violín como él. O sea, con dulzura cuando procede, con profundidad cuando lo exige el pentagrama y/o con dramatismo cuando resulta necesario.

El violín es, sí, el tercer brazo del gran artista al que vamos a escuchar y, en consecuencia, aplaudir con entusiasmo en su esperado recital del Palacio de Festivales de Cantabria. Bienvenido de nuevo a la tierruca, admirado Ara Malikian.

Javier Rodríguez, Abril 2015.

————————–

Recital. “Ara Malikian 15”.

Viernes 17 de abril. Sala Argenta. 20:30 h