Los artículos de Javier Rodríguez… “El hijo de la novia”

DE LA FICCIÓN A LA REALIDAD

 

Escribió de su obra “Extraño anuncio” el inolvidable Adolfo Marsillach: “Nadie es uno entero y de una vez; el fraccionamiento alucinante de nosotros mismos nos convierte al mismo tiempo en actores y público, en observadores y observados, en vivos y muertos. Es posible que nunca hayamos existido. Y es probable, por lo tanto, que esta obra no se haya escrito nunca. O que se esté escribiendo todos los días”. Esta lúcida reflexión sirve para ser aplicada a cualquier trabajo teatral de calidad que desarrolle capítulos de lo cotidiano. Por ejemplo, el que ahora llega al Palacio de Festivales de Cantabria: “El hijo de la novia”, creación basada en la premiada película de Fernando Castets y Juan J. Campanella.

El personaje de Rafael, por citar uno de los que integran el texto, podría ser cualquiera de los ciudadanos que se sentarán en el patio de butacas de la Sala Pereda a observar existencias ajenas. Con sorprendente frecuencia, realidad y ficción se funden hasta tal punto que resulta imposible discernir dónde empieza una y concluye otra. A lo peor –o a lo mejor, depende- resulta que la ficción es lo que el homo sapiens racionaliza, en su frecuente pereza intelectual, como realidad cotidiana. Puede. Los hechos parecen darlo a entender así.

Juanjo Artero, Álvaro de Luna, Tina Sainz, Sara Cozar y Mikel Laskurain, dirigidos por Garbi Losada, demostrarán mediante sus papeles y talento interpretativo que la existencia es un invento maravilloso y complejo, sin manual de instrucciones. Escribió muy acertadamente Oscar Wilde que “a veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”. Tan enorme verdad quedará constatada merced al tinglado de la antigua farsa, brújula que indica sin error el mejor destino para encontrar el estímulo de la sensibilidad: un teatro. Bienvenidos sean de nuevo al Palacio de Festivales de Cantabria los admirados y entrañables cómicos de la legua.

 

Javier Rodríguez, enero 2015

—————————————-

Viernes, 16 y sábado 17.

Sala Pereda. 20. 30 h.

Teatro. “El hijo de la novia”