Los artículos de Javier Rodríguez… Lolita Flores

UNA ARTISTA

Llega Lolita Flores al Palacio de Festivales de Cantabria dispuesta a protagonizar un trabajo de esos reservados en exclusiva a los artistas de verdad. Y es que hay que ser muy pero que muy artista para plantarse ante el público vía monólogo, territorio del más difícil todavía, sin trampa ni cartón, del que solo salen envueltos en aplausos quienes están tocados por la varita divina. La actriz se enfrenta aquí a los límites para cautivar a la clientela penetrando en la piel de un entrañable personaje concebido por una escritora que narró de modo magistral las inconsolables tristezas de la posguerra.

Lolita nos emociona merced a su otro yo, que podríamos ser cualquiera de nosotros en los instantes más amargos de nuestros destinos, y demuestra que el teatro carece de comparación cuando se plante así, a cuerpo limpio. O sea, convirtiendo la palabra en sinónimo de alma, despojando lo escénico de atavíos innecesarios o desvirtuadores de su esencia. Con “La plaza del diamante” y Lolita Flores descubriremos la verdad desnuda del tinglado de la antigua farsa. El teatro puro, sin conservantes ni colorantes.

Tiene mucho mérito este audaz reto creativo al que se enfrenta la intérprete, que permite levantar acta de su sobresaliente calidad actoral cuando bien conocida es la que estableciera en el canto melódico, donde destacados triunfos adornan también su trayectoria. Éxitos logrados, igual que ahora, no por ser hija de la genial artista que la trajo al mundo sino por su propio talento y esfuerzo, de los que podremos disfrutar en dos funciones compartiendo con ella un ámbito ideal: el escenario. Qué mejor sitio para sentir, a través de su sensibilidad, sabiamente dirigida y matizada por Joan Ollé, las caricias del arte. Bienvenida.

 

Javier Rodríguez, mayo 2015.

——————-

Sábado 23 (20.30 h.) y domingo 24 (19.00 h.)

Sala Argenta – Escenario. Menos es Más. Teatro.

Lolita Flores: “La plaza del diamante”, de Mercè Rodoreda.

Dirección, Joan Ollé