Los artículos de Javier Rodríguez… “VIP” (Joglars)

DEL BIBERÓN AL VIP

Este fin de semana nos vamos a mondar de risa, y a la vez reflexionaremos, con la obra de “Joglars” titulada “VIP”. Pocas veces un contenido escénico se refleja tan bien en el cartel anunciador como en el presente caso. La imagen del supuesto camarero que, guante en la mano y brazo en alto, transporta en bandeja un biberón es perfecta. Va la cosa de niños, sí. Y de una especie muy común en los tiempos que corren: los consentidos.

Quizá por estar llenos de insuperables complejos, por confundir el afecto con el tocino o por vaya usted a saber qué extraña razón, muchos papás convierten a sus nenes en eje caprichoso de sus vidas y las ajenas, concediéndoles un protagonismo social que, en ocasiones, roza lo delirante. Inmenso error: el boomerang acabará estrellándose en la cara de quien lo lance. El futuro que les espera a tan entrañables criaturas no será, salvo excepciones decididas por el azar o determinadas herencias, ni fácil ni rosa. Como escribe al respecto Ramon Fontseré, director, actor y dramaturgo, “nos preguntamos si con tantos mimos no estaremos abonando la semilla de un pequeño monstruo”. That is the question.

“Joglars” plantea el asunto con la lucidez artística que caracteriza a una compañía que desde su alumbramiento sentó las bases de un teatro personal, alejado de los convencionalismos (audacia por la que pagó altísimos peajes) y la rutina, virus que con frecuencia atasca conceptualmente al negocio de la farándula y apaga su foco cultural. Con “VIP” oferta a la clientela una inspirada y singular introspección en la siempre compleja condición humana. El éxito queda garantizado.

 

Javier Rodríguez, febrero 2015.

 

Viernes 27 y sábado 28.

Sala Pereda. “Joglars”. Obra: “VIP”