The Marceline

Danza
Marcos Y Marco Cía. de danza
Jueves 26 de Septiembre. Sala Pereda. 20:30 h

10 02 Logo dto última hora ok mp


Danza

Marcos Y Marco Cía. de danza

“The Marceline”

Dirección artística y coreografía, Marcos Marco

Bailarines, Juliette Guiraud, Gen Isomi, Juliette Jean, Hinako Maetani y Claudia Sportelli.

Asistente coreográfico, Andrés García Martínez

Producción y difusión, Alejandro Longines

Música: The Caretaker, Micah P. Hinson, Taraf de Haïdouks, Boban Markovic, Tigran Hamasyan, Miyake y Frederic Chopin

Diseño de iluminación , Claire-Alexandra Julliene

Fotografías, Thierry Hauswald

Con el apoyo de la Compañia Nacional de Danza, Theatre Toursky Marsella y Ecole Superieur National de Danse de Marseille, dirección Omar Taiebi

Duración: 55 min. Sin descanso

En este proyecto desarrollamos las hipótesis que giran en torno a la figura de Marcelino Orbés (1873-1927), payaso natural de Jaca (Huesca). Un personaje de circo que se consagró como el mejor payaso del mundo. Llegó a ser figura clave del entretenimiento de masas y un referente para artistas como Charles Chaplin y Buster Keaton, quien dijo: “Marcelino, el payaso más grande que jamás vi”. Queremos hacer un homenaje no solo a Marcelino sino a todos esos artistas de finales del s. XIX principios del s. XX que no consiguieron adaptarse a las nuevas tendencias artísticas de la época.

Este proyecto tiene una fuerza natural, el personaje de “Marcelino” es la estrella, pero por encima de todo está el olvido infinito que la profesión y los medios han procurado a este inmenso artista que sucumbió a un cambio de época con la llegada del cine, se quedó colgando de un cable que no supo negociar.

Queremos hacer un reconocimiento no sólo a Marcelino sino a todos esos artistas de finales del siglo 19 principios del 20 que no supieron, o no consiguieron adaptarse a las nuevas tendencias artísticas de la época.

Marcelino Orbés nació en Jaca (Huesca) en 1873 y a los seis años ya formaba parte del mundo del circo. Actuó en Barcelona, Ámsterdam y Londres, pero fue en Nueva York donde se consagró como el “mejor payaso del mundo”. Sus espectáculos salían reseñados en los mejores periódicos estadounidenses. Llegó a ser una figura clave del entretenimiento de masas y referente para Charles Chaplin y Houdini, pero cayó en el olvido y terminó por quitarse la vida, solo y arruinado, en una habitación de hotel de Manhattan. Su muerte, en noviembre de 1927, apareció en The New York Times y The Washington Post. Se iba “Marcelino, el payaso más grande que jamás vi”, como lo definió Buster Keaton en sus memorias.

Llegó de Londres, donde llenaba teatros, y actuó durante siete años en el teatro más importante de Nueva York, en el Hippodrome, delante de cinco mil personas, dos veces al día”. Marcelino llegó a trabajar con el mago Houdini, “Fue muy importante en el momento en el que el circo y el teatro de variedades eran la gran forma de entretenimiento del cambio de siglo”.

Pero llegó el cine, el jazz y otros entretenimientos “que eclipsaron el circo y Marcelino fue víctima de esa caída en desgracia”. No fue capaz de adaptarse al estilo y el humor de los nuevos tiempos. “Marcelino hacía un teatro muy físico, con elefantes, en grandes espacios, y en los nuevos teatros no lo podía hacer. Intentó trabajar en cabarés más pequeños, pero tenía menos capacidad técnica. A eso se sumaron sus problemas económicos. Ganó mucho dinero para la época, porque era una gran estrella, pero inició varios negocios que no le fueron bien”.

Precios

18€

14€ y 10€

Personas usuarias de silla de ruedas + Acompañante: 14€

(Venta exclusiva en Taquilla presentando certificación que lo acredite)