Noticias

Nacho Duato vuelve con “Morgen;”, una obra sobre el suicidio y la esperanza

Santander, 23 de febrero de 2022 (Agencia EFE).- Nacho Duato ha tratado en sus coreografías la tortura, el terrorismo y la drogadicción, y ahora, para su vuelta a la Compañía Nacional de Danza (CND), se ha atrevido con el suicidio en un ballet, “Morgen;” que habla también de esperanza.“Morgen;” se estrenará este viernes en el Palacio de Festivales de Cantabria, un escenario que Duato, ahora director del Teatro Mikhailovski de San Petesburgo, eligió en más de ocasión para mostrar por primera vez algunas sus obras cuando estaba al frente de la CND, como su “Romeo y Julieta” de 1998.Su vuelta al teatro cántabro, precisamente en su regreso a la Compañía Nacional de Danza once años después de dejarla, es también una de las citas más esperadas de la programación especial con la que el Palacio de Festivales está celebrando su 30 aniversario.La última creación de Duato forma parte de un programa que incluye otras dos piezas de grandes coreógrafos: “Polyphonia” de Cristopher Wheeldon y “Grosse Fuge” de Hans van Manen, un programa que el director de la CND, Joaquín de Luz, ha calificado de “redondo” en su presentación en Santander.Nacho Duato, que estuvo al frente de la compañía nacional durante dos décadas, entre 1990 y 2010, ha confesado que ha disfrutado con su regreso. “Amo a los bailarines, y como ha sido mi casa durante tantos años, eso se nota. Ahora mis primeros bailarines son los de Rusia, los del Mikhailovski, pero a estos los voy a adoptar”, ha dicho.Según Joaquín de Luz, que ha asistido al proceso de creación del ballet, Duato y los bailarines se comunicaban sin palabras. “Era como ver un cuadro que se está pintando en el momento”, ha descrito.El nuevo ballet que Duato ha creado para su antigua compañía trata sobre “la pandemia oculta” que, a su juicio, es el suicidio, un tema del que se habla muy poco y que no aparece en las noticias.En su opinión, en la sanidad pública española la asistencia psicológica y las enfermedades mentales “están poco respaldadas” y ha pedido más apoyo.Nacho Duato ha colaborado de nuevo con Pedro Alcalde, quien ha explicado que durante tres días trabajaron juntos en una especie de “story board”, como se hace en las películas, un guión que sigue, como hilo conductor, un poema de la escritora estadounidense Dorothy Parker sobre las distintas formas de suicidarse.Alcalde habla en su partitura de esas distintas maneras de darse muerte, pero más que describirlas ha intentado entrar en la mente del lector del poema y mostrar lo que siente, ha asegurado.Nacho Duato ha recordado que ha creado ballets sobre la tortura, los atentados de Atocha y la drogadicción en los que no hay tortura, ni explota una sola bomba ni aparece nadie drogándose, y lo mismo sucede en esta pieza. “Nadie se suicida pero se siente. La danza es más poesía que prosa y puede abordar los temas con distancia”.Pero también en la obra hay esperanza, la que trata de expresar el punto y coma del título, que se basa en un tatuaje que se hizo viral y que simboliza que la vida sigue.De esperanza habla la última parte del ballet de Nacho Duato, en la que suena la reinterpretación que ha hecho alcalde de “Morgen” (“Mañana”) de Richard Strauss.La versión favorita de Alcalde y Duato es la que interpreta la soprano Elisabeth Schwarzkopf, cuya voz ha transformado en un clarinete, ha explicado el músico, que ha confesado que en la mente de los dos siempre estuvo crear algo con esta pieza, y el momento ha llegado cuando se han liberado los derechos.“Cuando estas viendo la obra te mantiene en tensión y luego llega la esperanza. Y también nos deja la esperanza de que Nacho vuelva y nos haga otro ballet”, ha apuntado Joaquín de Luz.La Compañía Nacional de Danza, una de las primeras que volvió a la escenarios durante la pandemia, en julio de 2020, está diseñando ya una gira por escenarios nacionales internacionales con su nuevo espectáculo, tras el estreno en Santander.Duato ha confesado que cuando supo que Santander era la elegida para el estreno respiró porque siente el Palacio de Festivales como su casa y ama la ciudad. Agencia EFE