Renace el mito olvidado de Raquel Meller

El Palacio de Festivales de Cantabria se trasladará a principios del siglo XX para contar la vida de una de las más grandes del cuplé

El espectáculo ‘Por los ojo de Raquel Meller’ llega al Palacio de Festivales de Santander, escenario en el que se revivirá la historia de este mito olvidado, Raquel Meller, una modista que pasó a convertirse en un estrella: toda una figura del cuplé. La obra se estrenará el día 4 de abril, día en el que el público de Santander podrá disfrutar de repaso musical por la vida y las canciones de Raquel Meller la artista española con más éxito y proyección internacional del siglo XX y salió airosa de cuantos acometidos artísticos se propuso.

De costurera a artista reconocida

Raquel Meller empezó trabajando como modista para ayudar a su familia, y bajo la tutele de una artista del cuplé debutó en salones de la época con el seudónimo de Bella Raquel. Poco después cambió definitivamente su nombre por Raquel Meller, por razones que todavía son un misterio, y su debut en 1911 en el Teatro Arnau de Barcelona fue su consagración como artista cuplé.

‘Por los ojo de Raquel Meller’ no es una biografía de una de las primeras actrices que hizo películas en Hollywood, si no retazos de su vida en el que Hugo Pérez, el autor de la obra, a “inventado a partir de su carácter, y su estilo en el canto”. Era una mujer con la lengua muy afilada que vivía en una época en la que los artistas se movían de forma muy diferente. “La estética, el peso que tenían en cada escena y el movimiento lento de los brazos era la seña del teatro que se hacia entonces”, declara Pérez. Y eso ha sido lo más difícil de transmitir a los actores. Que respirasen ese tiempo que huele a antiguo y lo transformasen en una obra con proyección al futuro”, por que como dice el cerebro del espectáculo, “no es una postal, es una obra viva”.

Una experiencia única

El publico se mimetiza con cada escena y se convierte en el espectador de cada época, y eso es también es lo que le pasa a Maribel Per, para quien es un sueño dar vida durante unas horas a la semana a alguien que dignifico el cuplé y que sacrificó su voz para transmitir la sensibilidad que requería cada momento. “Interpretaba y cantaba como solamente ella lo sabía hacer. Y hacer ese recorrido por su vida, desde pequeñita, hasta que lo logró y llegó a ser famosa, es un sueño para cada artista”. Tanto años interpretando a Meller, “me ha hecho descubrirme a mi misma en unas facetas que ni yo misma conocía de mi. He podido descubrir esa grandeza que yo tenía guarda, y conectar con esa parte ha sido tremendo”.

Durante la obra, los músicos se encuentran cerca del público para hacerles sentir la magia que envolvía a esta pionera en el mundo de las mujeres. “Cuando se levanta el telón, me siento totalmente como su estuviera actuando en los teatros en los que Raquel actuaba”, confiesa Maribel Per, quien con mucho sentimiento revela sentirse una violetera cuando se pone el vestido.