Anabel Alonso renace con una Celestina renovada que quiere ser comprendida (Agencia EFE)

20 abril 2023

La sala Pereda acoge este viernes y el sábado la representación de este clásico de la literatura que ha revisado Eduardo Galán

Santander, 20 de abril de 2023 (Agencia EFE).- Anabel Alonso ha asumido el reto de interpretar a la Celestina en una versión renovada del clásico de Fernando de Rojas que se estrena este viernes en el Palacio de Festivales de Cantabria, y que para una actriz tan ligada a la comedia es como un nuevo comienzo.

«Es una Celestina muy vital, que se hace entender y que viene a que el público la comprenda. No es la mala de la película», ha explicado la actriz en la presentación de esta adaptación para las tablas de Eduardo Galán, que dirige Antonio C. Guijosa.

Anabel Alonso toma el testigo de grandes actrices como Nuria Espert, Amparo Rivelles, Gema Cuervo, Nati Mistral o Terele Pávez encarnando al que, en su opinión, es el personaje femenino más importante de la literatura española, el equivalente al Don Juan en los masculinos.

Con esta Celestina empieza para ella «una especie de renacimiento» que llega precisamente en Santander, la ciudad en la que debutó con un monólogo de Dario Fo, «cuando era una jovenzuela de 25 años» y Román Calleja, al frente de la compañía Caloca, le dio su primera oportunidad profesional.

Tras reconocer que hacía tiempo que no sentía «ese cosquilleo del estreno», ha afirmado que más allá de la repercusión que tenga la obra, de que guste o no, para ella es «un punto de inflexión».

¿Y es su papel más difícil? Al menos, dice, es «el más complejo» porque tiene que interpretar «a una actriz muy buena» que representa papeles muy distintos; depende de quien tenga delante puede ser muy déspota o muy servil.

Aunque al público «le cueste reírse en los clásicos», cree que esta versión de la obra tiene «mucho humor» y también le ve su toque feminista a un personaje que, cosiendo virgos, devuelve libertad a las mujeres en una sociedad muy machista.

«Es como el Tinder de la época, pero a domicilio», ha bromeado sobre los tejemanejes de su personaje, después de recordar que en televisión presentó «El flechazo» y ya la llamaban Celestina.

Se han hecho muchas Celestinas y si se quiere ser completamente fiel al texto del siglo XVI, la obra duraría cinco horas, según Eduardo Galán, que defiende que la primera labor de un adaptador es saber que la función no debe pasar de las dos horas.

En su versión ha apostado por un «lenguaje clásico pero comprensible» y la gran novedad respecto a otras es que aquí la historia comienza «con un flashback», con el final de la obra para abrir desde ese punto un interrogante: ¿quienes son los responsables de lo ocurrido?

«La Celestina» es la primera obra renacentista y refleja en sus páginas los cambios de una sociedad en la que ya no hay estamentos sino clases y en la que está muy presente el culto al cuerpo y a la belleza.

El sexo y la codicia son los que mueven el mundo y ahí Eduardo Galán ve claro el paralelismo: «Vivimos una época en la que nos mueve el dinero y el deseo», ha apuntado el autor y productor, que ha recordado que «los clásicos son clásicos porque han superado el paso del tiempo».

Galán han confesado que «La Celestina» era una lectura obligatoria en los institutos pero él, que también fue profesor de secundaria, nunca pidió a sus alumnos que leyeran el libro de Fernando de Rojas.

Según Antonio C.Guijosa, los que sí lo hicieron en los ochenta tendrá el recuerdo de un texto que «era un poco plomo» pero esta versión «es muy ágil y cuenta las vicisitudes de los personajes a un ritmo muy vital», les ha tranquilizado.

Menos Anabel Alonso, Víctor Sainz, que es Calisto, y David Huertas, que interpreta a Parmeno, el resto del elenco hace doblete en escena: Claudia Taboada es Melibea y Areusa, Beatriz Grimaldos hace de Elicia y Lucrecia y José Saiz es Pleberio y Sempronio.

Con la colaboración de la ONCE, la representación será accesible en el Palacio de Festivales para las personas con discapacidad visual, que podrán escuchar las acotaciones con unos auriculares, ha explicado el vicepresidente y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga.

La obra, que viajará a Madrid aunque aún no está confirmada la fecha, irá después de Santander a Roquetas de Mar (Almería), el 6 de mayo, y del 11 al 14 se representará en Zaragoza. Agencia EFE