Escuela Artes Escénicas PFC, 'El sueño de una noche de verano', de W. Shakespeare

Teatro musical

Escuela de Artes Escénicas del Palacio de Festivales de Cantabria

Adaptación del original de William Shakespeare, Wade Bradford

Dirección y adaptación, Roberto P. Gallegos

Con alumnas y alumnos de la Escuela de Artes Escénicas del Palacio de Festivales de Cantabria

Fecha: Jueves 22 y viernes 23 de abril

Sala: Argenta

Hora: 19:30 h.

ESTRENO

Zonas y Precios

A

9€

B

9€

C

9€

D

7€

(Venta exclusiva en Taquilla presentando certificación que lo acredite)

Ficha artística

  • Dirección musical: César Marañón García
  • Adaptación letras: César Marañón
  • Asistente a la dirección: Obdulia Peredo
  • Coreografías y regiduría: Rebeca García Celdrán
  • Vestuario y escenografía: Cristina González Santos
  • Atrezzo y utileria, iluminación, sonido y realización escenográfica: equipo técnico del Palacio de Festivales de Cantabria
Duración:  90 min. Sin descanso

Sinopsis

William Shakespeare escribió hacia 1595 la comedia “Sueño de una noche de verano” (A Midsummer Night's Dream). En ella asistimos a los hechos que tienen lugar durante el casamiento de Teseo, duque de Atenas, con Hipólita, reina de las amazonas. En la noche del solsticio de verano, la fantasía y los sueños impregnarán el amor y las aventuras de dos parejas atenienses y un grupo de cómicos aficionados, quienes serán hechizados por las hadas, al adentrarse en el reino de Oberón y Titania. La imaginación, el ingenio en el retrato de los personajes y el carácter mágico del bosque en la noche de San Juan han hecho de esta pieza una de las más populares de su autor.

El sueño de una noche de verano, en esta adaptación, se transforma sin perder la pasión, el humor y la magia, en un musical. Si Shakespeare renaciera, contemplaría la historia atemporal que él creó: un bosque mágico habitado por las hadas, jóvenes que se enamoran de las personas equivocadas, encantamientos, desavenencias amorosas entre poderosos reyes y un Puck enredador como siempre.

La diferencia esencial con el original es que precisamente Puck, aburrido de oír eternamente los mismos pentámetros yámbicos, añade nuevas travesuras a su papel: actualizando los diálogos e incorporando canciones y coreografías.

Esperemos que Shakespeare nunca se despierte.

Abonos aplicables