Noticias

Director y reparto de ‘El Golem’ presentan en rueda de prensa la representación, una reflexión hipnótica sobre la palabra

Santander, 6 de mayo (Agencia EFE).- ‘El Gólem’, de los dramaturgos Juan Mayorga y Alfredo Sanzol, llega este viernes al Palacio de Festivales de Cantabria para hacer reflexionar sobre el uso de las palabras, con un texto que “hipnotizó” a su elenco en cuanto lo leyó, y que aspira a hacerlo también con un público que suele salir desconcertado de la función.

Los actores del Centro Dramático Nacional Elena González, Elías González y Vicky Luengo y el director, Alfredo Sanzol, han hablado este viernes en Santander sobre ‘El Golem’, la obra que ponen en escena hoy y mañana, sábado, en el Palacio de Festivales, junto a su programador, Carlos Troyano.

Esta obra, que surge de las ganas que tenían de trabajar juntos Juan Mayorga -encargado del texto- y Alfredo Sanzol, dejó “impactado” al segundo cuando lo leyó”. “Me tocó dentro. El texto tiene algo de conjuro acerca de las palabras”, ha subrayado.

La pieza es un thriller que se inspira en la tradición oral de los cuentos y habla sobre el poder transformador de las palabras. El sistema de sanidad pública colapsa. Como muchos otros pacientes en todo el país, Ismael (Elías González), que sufre una rara enfermedad, está a punto de verse obligado a abandonar el hospital en que lo han venido tratando. Sucede entonces que Felicia (Vicky Luengo), su esposa, recibe de Salinas (Elena González), empleada del hospital, una inesperada propuesta: Ismael conservará su cama y seguirá recibiendo tratamiento si ella memoriza un texto.

Parece, en principio, una tarea sencilla de cumplir: memorizar en orden unas cuantas palabras. Sin embargo, día a día, Felicia percibirá que, conforme haga suyas las palabras de ese texto, que no sabe quién escribió, algo dentro de ella se irá transformando. Entonces Felicia, junto con el público, entra en un mundo de desorientación es en el que se reivindica la fuerza que tienen las palabras, un viaje en el que le acompaña el público.

Para su director, es un “desafío a la atención y juego a la hora de perderse y de interpretarlo”. “Hay tantas interpretaciones del texto como público, y hay gente que no sabe si lo ha entendido”, ha señalado. Sanzol ha explicado que, a pesar de es “una época muy candente de las fake news”, la historia no aborda sólo el poder negativo de las palabras, sino mucho más.

“Una de las razones que le preocupaban a Mayorga tiene que ver con si él mismo era un Gólem”, ha explicado el director, quien ha llamado a “todos” a reflexionar sobre las palabras que se usan y los efectos que tendrán en los demás.

Es la segunda vez en el Palacio de Festivales de Vicky Luengo y lo hace con un texto que, al leerlo por primera vez, no entendió mucho, pero le “hipnotizó”, ha reconocido. Tras destacar la transformación física de su personaje, ha destacado que el proceso de ensayos y creación de Felicia “es la cosa más difícil” que ha hecho como actriz. “Aprenderme y trabajar este texto me ha modificado. Sentía que me consumía, no es ligera de hacer. Hay frases que me van a acompañar durante un tiempo”, ha afirmado.

Elena González, que cumple años hoy, cree que el público ve a su personaje como “una persona malvada porque va empatizando con Felicia”, pero ella no cree que sea así. “Si algo me gusta de Salinas, es que estoy totalmente de acuerdo de su defensa sobre las palabras y cómo intenta hacerle ver que lo único que le está pasando a Felicia tiene que ver con las palabras”, ha dicho.

A Elías González le emociona cómo está recibiendo el público la obra, que ve un “texto vivo” que evoca a la actualidad y a conceptos de la filosofía que brinda Mayorga y “cómo va cambiando todo”. Agencia EFE