Noticias

El Rigoletto de Verdi vuelve al Palacio de Festivales con dos llenos

Santander, 27 de mayo de 2022 (Agencia EFE).- Rigoletto llega al Palacio de Festivales de Cantabria este fin de semana de la mano de la Fundación Ópera de Catalunya, con todos los billetes vendidos y recuperando “los grandes espectáculos de ópera” que han recalado durante años en este teatro de Santander.

La ópera, que volverá este viernes y sábado con 2.000 localidades llenas, fue la primera obra que se puso en escena en el Palacio y ha sido presentada en rueda de prensa por los actores y los directores de la Fundación Ópera a Catalunya.

La Fundación, que ha llevado Rigoletto por toda Cataluña buscando “acercar la ópera al público” con “precios accesibles”, ha tratado de hacer una versión “cercana, comprensible y honesta” de la ópera de Verdi, ha explicado su director general de la entidad catalana, Oscar Lanuza.

“Le hemos dado la vuelta al libreto”, ha añadido el director de escena, Carles Ortiz, quien ha detallado que la obra tiene elementos con los que el público se puede identificar, a pesar de estar escrita en el siglo XIX.

La historia, ha apuntado, combina “venganza, amor y celos” con una época en la que los reyes “intentaron hacerse absolutos”, mientras que Rigoletto “se ríe” de la situación. “Es coherente en el tiempo”, ha considerado.

Los espectadores podrán disfrutar de clásicos de la ópera reconocibles como “La donna è mobile”, un aria que, de acuerdo al tenor Antoni Lliteres, que interpreta al Duque, “no es tan fácil, aunque salga en anuncios de pizza”.

Además, la ópera apuesta por el talento nacional, con intérpretes de Mallorca, Valencia, Canarias, Galicia o Cataluña, todos ellos “dejándose la piel”, según la soprano Elisa Vélez, quien interpreta a Gilda, una adolescente “emburbujada por su papá” cuya inocencia “explota” tras ser violada.

Lliteres, Vélez y el barítono Luis Cansino (Rigoletto), quien no ha podido acudir a la rueda de prensa por encontrarse “cansado”, forman el trío que lleva el peso de esta ópera, dividida en tres actos.

Ellos forman la combinación entre un bufón jorobado, sarcástico y padre sobreprotector que trata de vengarse del “crápula” que ha engañado a su hija, a la que el amor, “que le tiene confundida”, le llevará a un desenlace trágico.

Y acompañado de la música, que muestra la inocencia de Gilda mediante flautas, los sonidos ligeros del Duque y Rigoletto.

Adaptarse al Palacio

Su director musical, Daniel Gil de Tejada, reconoce que una de las dificultades a las que se enfrenta la compañía, acostumbrada a llevar la ópera a todo el pueblo, es conseguir adaptar el espectáculo a todos los teatros a los que van.

Una adaptación que no ha sido difícil en el caso del Palacio de Festivales, ya que cuenta “con un equipamiento completo”, según Gil de Tejada. “Con teatros grandes siempre es más fácil”, ha remarcado.

Lacambra, impulsora de la Fundación, ha agradecido en nombre de la institución al Palacio, que ha definido como “maravilloso” la oportunidad de poder interpretar Rigoletto. “Ojalá en Sabadell tengamos algún día algún teatro tan maravilloso”, ha dicho.

El director de programación del Palacio de Festivales, Carlos Troyano, ha celebrado “el regreso de los grandes espectáculos de ópera” al teatro y ha destacado que se mantengan “los precios de la última década”.

Y ha señalado que a lo largo del viernes y del sábado se podrán adquirir las últimas entradas para Rigoletto, correspondiente al 10 % de entradas en taquilla que deben guardar. Agencia EFE